viernes, 23 de diciembre de 2011

"El feto no tiene ni alma ni personalidad "

Justificar a ambos lados
Nota de la Blogger: Este artículo lo he extraído de la revista “El Aborto. Implicaciones médicas, sociales, económicas, éticas y políticas” pero en ella no se cita al autor de este escrito. Sin embargo parece que están apoyados en los escritos y comentarios del Profesor Jérome Lejeune. Ofrezco mis disculpas a los lectores y al autor. Tan pronto tenga su nombre haré la edición de esta entrada.

Tópico: “El ejercicio de la inteligencia racional es signo inequívoco de un ser con alma espiritual que se distingue de los animales; pero esta inteligencia no aparece hasta después del nacimiento. Luego el alma es infundida tardíamente en el embrión. Y cuando todavía no hay alma en el feto no se puede decir que nos encontramos ante un ser humano con personalidad a la que atribuir derechos; por tanto, tampoco podemos decir que el aborto sea un homicidio."

En verdad no puede decirse que la inteligencia «racional» aparezca en el niño una vez acaecido el nacimiento. Los psicólogos explican que las funcio­nes específicas de la inteligencia, como intuir, razo­nar y abstraer, llegan a su plenitud en la adolescencia, ni siquiera están acabadas en la infancia.

La objeción del tópico confunde la «posesión de inteligencia» con su «ejercicio actual». Es obvio que el paciente adulto sometido a una anestesia general no piensa, ni razona. ¿Puede decirse que esté sin inteligencia? No. Entonces, ¿es la simple ausencia de actividad mental un signo de que su vida no es humana? No. ¿Acaso no esperamos que despierte de la anestesia para comunicarnos con él, convencidos de que nos entenderá? ¿Por qué iba a ser diferente con el feto?

Ciertamente éste no piensa todavía, pero si «esperamos» un poco veremos cómo también nos entiende, porque el desarrollo orgánico de su cerebro apunta a la consumación conceptual, intuitiva y discursiva de su inteligencia.

¿Qué fundamento tendría esta «espera»? Precisamente el sustrato de su inteligencia, el cerebro, el cual es accesible a la observación científica.

“EI cerebro en formación —decía Lejeune— está en su sitio a los dos meses, pero serán precisos nueve meses para que sus cerca de cien mil millones de células estén todas constituidas. ¿El cerebro está entonces acabado cuando el niño nace? No.

Las innumerables conexiones que enlazan las células con millares de contactos entre cada una de ellas no estarán establecidas todas hasta los seis o siete años. Lo que corresponde a la edad de la razón».

La inteligencia racional, como facultad espiritual cognoscitiva del hombre, se despliega en la medida en que el sustrato orgánico o cerebro lo permite. Pero puede permitirlo sólo porque está ya «animado»; o sea, el alma es el principio espiritual por el que el embrión humano, distinto específicamente del animal, desarrolla una corporalidad precisa y un cerebro complicadísimo que permite que se ejercite una de las funciones anímicas: el entender racional.

Cuando se ignoraban los datos biológicos concernientes a la dotación genética del embrión, fue una cuestión controvertida, sobre todo en la Edad Media, la de en qué momento se produce la animación del feto. El estado actual de la ciencia permite concluir que desde el momento de la concepción se trata de un ser humano biológicamente constituido, apto para la recepción del alma.


Incluso los autores que estuvieron a favor de que el alma racional no la tenía el feto desde el principio, no por ello dejaban de considerar el aborto como un delito contra la vida humana porque, según su opinión, era persona en potencia.


Porque aunque no tuviésemos certeza del momento exacto en que el alma humana entra en el cuerpo, no podemos matar un feto si solo es «probablemente» no humano, de la misma manera que no enterramos a un adulto que sólo está «probablemente» muerto.


La ciencia moderna disipa cualquier probabilidad en contrario: es humano, con un plan específico de funcionamiento y maduración, y nada le es añadido desde el momento de la fecundación hasta la muerte.


El caso de ciertos códigos de derecho positivo que asignan la «personalidad jurídica», o sea, la titularidad de derechos, sólo al sujeto nacido, no cambia en absoluto la situación.


En primer lugar, porque la atribución de la cualidad de «persona jurídica» al feto alumbrable no es unánime en la doctrina jurídica.


En segundo lugar, porque en el plano del derecho positivo, la noción de «persona» se ha convertido esencialmente en «legal», normativista, en el sentido de que la ley fija discrecionalmente el momento en que al sujeto humano le conviene tal cualificación.

Pero eso no quiere decir que el embrión no sea persona humana, o sea, un ser corporal con capacidad de entender y querer libremente. Al decir «capacidad», se quiere indicar el hecho de que no siempre entiende y quiere, como ocurre con un anestesiado, un durmiente, un enajenado momentáneamente o un no nacido.

En tal sentido, se han dado ya casos de tribunales americanos que, a efectos de herencia, han considerado al niño no nacido con los mismos derechos que el nacido. (Doe Vs. Clake, 2hB. 1.399, 126, Eng. Rep. 617; y Thelluson Vs Woodford, 4 Ves. 227, 13, Eng. Rep.117)


En resumen, el nacimiento no es el comienzo de una vida humana personal, sino un simple estadio de su forma única. Los niños no nacidos son personas con derechos ante la ley, aunque una ley positiva, confeccionada por los hombres, no se los reconociere.





***Les dejo un vídeo acorde con el tema. Se trata de la intervención del Dr. Carlos Fernández del Castillo Sánchez, Director del Centro Mexicano de Ginecología y Obstetricia SC***



11 comentarios:

  1. No soy abogado pero sé que si él no nacido no es considerado persona habría que cambiar entonces el sistema jurídico a nivel mundial, por ejemplo no sería agravante el embarazo para determinar una pena en un caso de violencia, maltrato u homicidio. Obviamente sería un absurdo criminal, nada mas al saber de una mujer embarazada esta tiene preferencia cuando de una fila se trata, ocupar una silla en un transporte, atención medica, cortesía, en fin tantas cosas que el sentido común nos dice.

    ResponderEliminar
  2. Y con respecto a que no siente, que dicen los abortistas sobre la llamada “estimulación temprana” ?, el bebe en el vientre reacciona ante diversos estímulos, y en etapas tempranas que no reaccione de una forma esperada o conocida a mi pensar no significa que no sienta, y si es de la capacidad de sentir de acuerdo al desarrollo del sistema nervioso central, las plantas no lo poseen pero ya está comprobado que tienen sensaciones, emociones, reaccionan al contacto humano, hay un documental muy interesante al respecto entre varios que se llama “en la mente de las plantas”; según esto hay que brindarle al no nacido el beneficio de la duda, es decir tratarlo como un ser humano, un ser sintiente, digno de ser respetado en el entorno que ha sido dispuesto para el desarrollo de su cuerpo físico.
    Lo del alma hay una discusión y para muchos puede ser un tema sin solución, en mi experiencia personal, es decir no basado en lo que he leído o escuchado sino en lo que he experimentado, el cuerpo físico es un vestido que el alma se pone para asistir a una escuela, a la vida…
    Hay algo muy interesante en la mística oriental y sobre la que el señor Lobsang Rampa (monje budista) escribió un libro muy conocido, se llama el cordón de plata, lo leí cuando era niño, en el habla de un cordón que a manera del umbilical une al cuerpo físico pero con el alma, a través de éste, el alma, puede sentir y mover su vehículo físico, transmitirle la vida, este cordón es conectado en el momento preciso en que se une el espermatozoide con el ovulo por jerarquías Divinas o ángeles de la vida; en el momento del nacimiento, en la primera inhalación aquella alma junto con otros principios ingresa en su nuevo cuerpo físico, ya en el momento del fallecimiento tal cordón es cortado.

    ResponderEliminar
  3. William9co, lamentablemente nuestra legislación Colombiana sólo considera a alguien persona cuando ha respirado una vez siquiera, por sus propios medios y estando separado de la madre.

    Sin embargo, la ley protege al que esta por nacer y es ahí donde entran los agravantes que se consideran en el campo penal.

    Es contradictorio, ¿no te parece? Por un lado no es persona y por el otro el Estado garantiza los medios para que nazca, los cuidados de la madre, agravantes, etc.

    Sólo me indica esto que nuestros legisladores se han vendido al mejor postor y es por eso que encontramos estas incongruencias. La vida debe gozar del reconocimiento REAL que merece, así como que no se puede tapar la luz del sol con un dedo.

    Interesante lo que compartes d esa unión del cuerpo y el alma, es algo único y palpable cuando nacemos pero estoy convencida que ella se presenta desde el primer instante de la concepción.

    Edificante tu participación. Gracias Amigo...

    ResponderEliminar
  4. Hola Vero, es agradable que la autora del blog responda los comentarios, con respecto a lo del ingreso del alma tengo entendido que es porque no puede haber dos almas en un mismo cuerpo, sin embargo al estar conectado el cordón de plata, este transmite todas las sensaciones, y ordenes de movimiento, puedo decir por experiencia que es semejante a cuando uno está entre dormido y despierto, la mente no está en completa posesión del cuerpo pero aun así puede hacer movimientos y tener sensaciones fiables, en el caso de un no nacido deben ser mucho más y con mayor claridad debido a que se encuentra en un estado de pureza, una amiga muy especial me comentó su experiencia cuando nació, se acuerda incluso de cosas el vientre; disculpa por agregar estas cosas que no son tema del blog, me pareció relevante al tema.
    También pongo este enlace, una noticia reciente, un gran avance:
    El Tribunal de Justicia europeo prohibe patentar procedimientos que utilizan embriones

    Legislación Europea

    Jueves, 20 de Octubre de 2011
    «Directiva 98/44/CE – Artículo 6, apartado 2, letra c) – Protección jurídica de las invenciones biotecnológicas – Obtención de células progenitoras a partir de células madre embrionarias humanas – Patentabilidad – Exclusión de la “utilización de embriones humanos con fines industriales o comerciales” – Conceptos de “embrión humano” y de “utilización con fines industriales o comerciales”»
    […]
    (42) Considerando, por otra parte, que la utilización de embriones humanos con fines industriales o comerciales debe quedar también excluida de la patentabilidad, pero que esta exclusión no afecta a las invenciones técnicas que tengan un objetivo terapéutico o de diagnóstico que se aplican al embrión y que le son útiles;
    http://www.bioeticaweb.com/content/view/4860/761/

    ResponderEliminar
  5. Hola William9co:
    No se hasta que punto se pueda afirmar que la especie humana ha evolucionado y que eso a lo que llamaos "adelanto" implique sacrificar a nuestros congéneres para experimentar. La escala de valores en la gran mayoría es endeble y hasta se vende al mejor postor.

    Es increíble que tengamos que defender lo que es básico y natural con tecnicismo, de tal manera que tenemos que ponernos al nivel de los que experimentan o atacan la vida.

    Interesante la providencia de la Gran Sala del Tribunal de Justicia.

    Ahora mi preocupación es que los que están en contra de ella "muevan sus fichas" para reemplazar y poner a magistrados manipulables para revertir el pronunciamiento a mediado o largo plazo.

    Ahora más que nunca necesitamos personas integrales, honestas, aquellas que sepan poner en primer lugar lo bueno.

    Gracias por tu valioso aporte.

    EXITOS PARA TI

    ResponderEliminar
  6. Analizando un poco la ley veo que tiene un vacio, muy posiblemente intencional, es el mismo que aprovechan los cazadores de ballenas en Japón, país que prohíbe la caza para la comercialización de su carne, pues nada dice sobre INVESTIGACIÓN, esta gente continúa cazando aduciendo motivos como conocer su tasa de reproducción, rutas migratorias, en fin, para seguir con el negocio se inventan cualquier cosa; si bien esta ley no permite patentar procedimientos con embriones nada dice sobre patentar procedimientos que se deriven de la manipulación y destrucción de seres humanos que tienen su cuerpo en estado embrionario, hay tantas cosas amorales o de cero ética que hacen como por ejemplo reemplazo del núcleo celular, extracción/inserción de ADN humano y animal, también si es el caso falsearan documentos, manipularan cifras y demás como ya se ha visto, todo por el dinero y el reconocimiento a costa de la vida y dignidad de seres inocentes.

    ResponderEliminar
  7. Hola William9co, supongo que ya has oido eso que "hecha la ley, hecha la trampa". En España se pueden "desechar" los óvulos fertilizados después de cinco años, es decir que quedan a disposición para experimentos, "investigaciones" y todo lo que puedas imaginar.

    Te dejo un link de una conferencia que se hizo el año pasado dentro de un curso de Bioética, ésta en particular habla sobre la procreación artificial: http://www.youtube.com/watch?v=pXnt0X3vxXE

    Si tienes el tiempo suficiente, puedes ver el curso completo (7 videos)

    ÉXITOS PARA TI

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias vero, las conferencias son muy completas, tanto así pensé al principio que fueron dictadas en una universidad, ayudan a integrar muchos conceptos que estan fragmentados, veré los 7, ya llevo 2. :)

    ResponderEliminar
  9. Se que en este año van a repetir el cilo de conferencias en la Parroquia Santo Domingo Savio. Si vives en Bogotá podría avisarte, si quieres, para que asistas. El curso es gratis porque lo importante es la capacitación de los asistentes.

    William9co, gracias por tu visita

    ResponderEliminar
  10. Por supuesto!!, te agradecería mucho Vero.

    ResponderEliminar
  11. Déjame tu correo en el mío, busca el e mail en mi perfil.

    ResponderEliminar