lunes, 17 de octubre de 2011

Buscando a Dios


Considero que de una u otra manera, en el fondo todos tenemos la convicción de que Dios existe. Algunos la llamarán de una manera, otros lo negarán, pero de todas formas creemos en un ser superior el cual necesitamos conocer a como de lugar, sentirlo cercano...

Hoy les traigo una pequeña historia que nos enseña que a Dios no se le define, no es un complejo concepto abstracto, simplemente es alguien a quien se le vive. No confundamos el conocimiento teórico de Dios con el conocimiento reaal de él.

Un joven inquieto se presentó a un amigo y le dijo:

-Busco a Dios.

El amigo le echó un sermón, que el joven escuchó con paciencia. Acabado el sermón, el joven marchó triste en busca de un catequista.

-Busco a Dios, le dijo llorando.
El catequista le leyó una pastoral que acababa de publicar en el boletín y el joven oyó con gran cortesía, pero al acabar la lectura se fue angustiado a su padre a decirle:

-'Busco a Dios'.

Su padre se dispuso a darle un discurso, pero el joven rompió en sollozos sin poder contener la angustia.

-'¿Por qué lloras?', le preguntó el papá totalmente desconcertado.

-'Busco a Dios y me dan palabras'-, dijo el joven apenas pudo recuperarse.

Aquella noche, el amigo, el catequista y el padre tuvieron un mismo sueño.

Soñaron que morían de sed y que alguien trataba de aliviarles con un largo discurso sobre el agua.


ÉXITOS PARA TODOS

4 comentarios:

  1. Hola!!
    Jamás se me ocurriera hacer un discurso si alguien me pide un vaso de agua, solo se lo daría y listo…muy buena reflexión..
    Buena semana y un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Común, lo que dices es cierto, si alguien necesita un vaso de agua se le da y punto.

    La historia me gustó porque en muy gráfica. Muchas veces creemos que por tener "conocimientos" teóricos es suficiente y somos mejores cuando en realidad lo que nos hace mejores es cuando reflejamos ese conocimiento en nuestra vida y en el bienestar de los que están a nuestro lado.

    Gracias por tu visita y EXITOS

    ResponderEliminar
  3. Si, muy buena la historia, me recuerda cuando uno se imaginaba que era tener novia, ser abrazado y todo eso, después de unos años se viven esas cosas y la diferencia es increíble, muchas veces la palabra deforma o no tiene la capacidad para abarcar ese tipo de cosas, por eso la necesidad de vivir, de experimentar antes que quedarnos teorizando, mucha teoría arruina la capacidad de ser prácticos.
    Por otro lado con unas prácticas sencillas como la oración profunda, la meditación, el altruismo, el servicio desinteresado, incluso hasta un petición directa son suficientes para tener la primera experiencia mística.

    ResponderEliminar
  4. Hola William9co, considero que esa primera experiecia que comentas esta relacionada con el cometario que dejaste en "La raíz ideal del hombre de hoy".

    Simplemente digo que el amor se traduce en hechos y ellos pueden ser tan contundentes que sacián al alma más necesitada.

    Creo que te he visto en YR ¿cierto?

    ÉXITOS PARA TI

    ResponderEliminar