sábado, 9 de julio de 2011

La terapia del elogio

Comparto hoy un e mail que me ha enviado Consuelo Castillo. Lo publico porque para mi es una crítica contra aquellos que publican mensajes de odio y discriminación.

Renombrados terapeutas divulgaron una reciente investigación donde se hace notar que los miembros de las familias en general están cada vez más fríos, no existe más cariño, no se valoran las cualidades, solo se escuchan críticas.

Las personas están cada vez más intolerantes y se desgastan dando valor a los defectos de los otros. La ausencia del elogio está cada vez más presente en las familias.

No vemos a los hombres elogiando a sus mujeres o viceversa, no vemos a los jefes elogiando el trabajo de sus subordinados, no vemos nunca a los padres e hijos elogiándose , ni a los amigos, etc.

Solo vemos gentes superficiales y fútiles dando valor a los artistas, cantantes, a personas que usan su imagen para ganar dinero y que, como consecuencia de ello, son personas que tienen la obligación de cuidar del cuerpo y del rostro.

Esa ausencia de elogio ha afectado mucho a las familias. La falta de diálogo en sus hogares, y el exceso de orgullo impide que las personas digan lo que sienten.

Destruyen sus matrimonios y acaban buscando en otras personas lo que no consiguen dentro de casa. Comencemos a dar valor a nuestras familias, amigos, subordinados.

¡¡¡VAMOS A ELOGIAR !!. Al buen profesional, la buena actitud, la ética, la belleza de nuestros compañeros, el comportamiento de nuestros hijos.

Vamos a observar lo que nos gusta de las personas. El buen hijo, el buen padre, la buena madre, el buen amigo, la buena ama de casa...

En fin, vivimos en una sociedad en la que unos necesitamos de los otros; es imposible vivir solos y aislados. Los elogios son la motivación en la vida de cualquier persona.

¿Cuantas personas podrías hacer feliz hoy elogiándola de alguna manera?

¡Entonces elogia a alguien hoy! ¡¡¡YO comienzo!!!

¡Eres muy especial y con seguridad el mundo es más bonito... por ti!


EXITOS PARA TODOS

2 comentarios:

  1. Así es Anónimo, es necesario que hagamos algo de justicia en nuestras vidas y reconozcamos lo bueno que hacen los demás. Por cotidiano que pueda parecer, un simple gracias es alimento para el alma.

    Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar