jueves, 26 de mayo de 2011

El aborto ¿un derecho? (1ª Parte)

Hola a todos, pretendo iniciar una serie de escritos en las que trataré sobre el aborto y cada una de las causales que legalmente se aceptan como excusa para practicarlo. En esta primera entrega quiero indagar un poco sobre la influencia del movimiento feminista.

El Feminismo.

Para muchas personas el feminismo trajo cambios necesarios para reconocer y defender los derechos de las mujeres en medio de una sociedad con tendencias machistas, pero también es cierto que se ha ido desfigurando de tal manera que ya no se razona, y se resalta algo a lo que he llamado el “complejo de víctima”.

Consiste en que alguien no quiere hacerse valer por lo que es, por su espíritu de lucha, por sus valores, por ese sello personal que cada quien tiene; sino que se quiere darse a conocer por “el dolor” de la incomprensión de la sociedad en la que vive y el daño que le causa. En otras palabras, solo extiende su lastimera mano para ver si alguien le da una moneda pero no hace nada para ayudarse porque simplemente el pesar da “frutos” más rápidos que la superación personal.

El feminismo auténtico busca la igualdad y la defensa de derechos y no ver al resto del mundo como un paría que solo maltrata a las mujeres. En otras palabras, el feminismo mal enfocado promueve odios, hace irreconciliables las diferencias y crea o tergiversa muchos conceptos básicos que siempre han existido en nuestra sociedad.

Esto ocurre cuando esos valores se enfrentan a “nuevas formas de pensar” en las que se pone primero los intereses personales, alegando la defensa del libre desarrollo de la personalidad, el derecho de hacer con el cuerpo lo que le venga en gana, y deja en segundo plano la moral, los valores, la familia, la sociedad, etc.

Es curioso como al principio los objetivos del feminismo eran nobles y justos, de alguna manera se pretendía acabar con la discriminación; ahora no entiendo como las representantes de este movimiento promueven de una manera velada otro tipo de discriminación, la de nuestros propios hijos. Pereciera que ellos no tienen derechos y mucho menos puedan disfrutar de la igualdad que sus progenitoras han alcanzado.

Es increíble, pero en los comienzos del movimiento feminista el aborto era condenado porque se imponía por la fuerza a la mujer; ¿motivos? hay miles pero ninguno de ellos llevaba a su bienestar. El aborto era una manera de como los hombres que sometían a las mujeres evitaban asumir responsabilidades, y en varios casos poder seguir abusando de ellas sexualmente.

El feminismo de ahora ha tomado como una nueva bandera el aborto, lo hace ver como un acto de liberación, de dominio pleno y absoluto sobre el cuerpo de la mujer pero no se sus pasiones… ¿No es contradictorio?

Se sigue atacando de otra manera el don de la fertilidad que se quería proteger combatir a comienzos de movimiento feminista, pero ahora la promoción del aborto es una manera de rechazar nuestra naturaleza; es como odiar o no aceptar una parte de nosotras.

Se quiera reconocer o no, el aborto es un acto supremamente violento que deja secuelas físicas y psicológicas profundas en la mujer que desafortunadamente no se dan a conocer de manera masiva. Sentimientos de culpa, temor, soledad, depresión, miedo a la esterilidad, a la muerte, a no ser aceptadas por el homicidio cometido, etc., son algunas de ellas. Hay dos reacciones consecuencia de esto, negación o arrepentimiento.

Para nadie es un secreto que muchas veces cuando cometemos un error que impacta definitivamente en nuestras vidas, la primera reacción es negarlo ¡y de la manera que sea!.

Se trata de justificarlo con vehemencia y de paso, para callar nuestras conciencias, arrastrando a otras personas con nuestra manera de pensar. El hecho que “algo sea popular” no quiere decir que deba ser aceptado o que este bien.

Pareciera que el don de la vida, el milagro que se produce con cada embarazo, fuera un estorbo, algo que denigra de la mujer y la hace menos.

¿En realidad no se dan cuenta que quienes están esclavizadas son las feministas que lo promueven? Cayeron en el juego de rechazarse a sí mismas.

En lo personal creo que no hay mejor motivo para luchar que un hijo, te cambia la visión del mundo y eres capaz de vencer cualquier obstáculo.

Somos una especie que discrimina, a los negros, a los orientales, a los indígenas, a los blancos, a los latinos, a los pobres, a los ricos, a los hombres, a las mujeres, a los niños y ahora a los que están por nacer… a este paso no necesitaremos ninguna fecha para el fin del mundo porque ya lo estamos haciendo agonizar.

Les dejo dos links que tal vez les pueda interesar, pero no olviden que NADIE ES UNA CASUALIDAD, TÚ NO ERES UNA CASUALIDAD:


6 comentarios:

  1. Wow me dieron el link de esta pagina al hacer una pregunta en yahoo relacionada con esto. Bueno, me parece que hablas diciendo mucho la verdad :P, aunque yo ya sabia que la realidad era algo asi, osea sobre el complejo de victima de las mujeres, pero es que en realidad nunca me detuve a pensar a describir como eran las cosas en verdad. ¿Tu eres mujer? me gustaria saberlo :). Por cierto te podnre a favoritos para ver tu respuestas y poder seguir leyendo tus temas.

    ResponderEliminar
  2. Hola Anónimo, sí, soy mujer y la de la foto en el perfil soy yo.

    Lo del "complejo de víctima" lo puedes ver en muchos casos, discriminación racial, religiosa, etc.

    Gracias por tu visita y EXITOS PARA TI

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias (soy el mismo de arriba :P). Por cierto, ¿que crees que pasa con las mujeres que se dan cuenta de esto (o algo) y aun asi no quieren hacer nada por la sociedad y su propio crecimiento?¿En que crees que piensen?

    Haha, sabes, la pregunta que habia hecho tenia relacion con la frase "Nuestra sociedad es masculina, y hasta que no entre en ella la mujer no será humana" Osea, eso se refiere a que la sociedad no será humana, no a las mujeres (yo mismo lo habia mal interpretado). Pero bueno, eso es cierto. El problema es que ningun sexo hace nada al respecto y si tratan de hacer algo muy pocas veces viven sus vidas decididos a crear un cambio y siguen con la misma mentalidad del resto de la sociedad. Al menos eso creo.

    Bueno podrias responderme a la pregunta de arriba por favor, te estaria muy agradecido :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Ya se quien eres! Hola Daiico, sobre tu pregunta no me quiero limitar a solamente las mujeres, al hablar de sociedad hay que incluir indiscutiblemente a los hombres y a los menores de edad. Míralo de esta manera, se trata de un trabajo en equipo.

    Ahora sí la respuesta a tu pregunta, para estos casos pienso que sino se es parte de la solución se es parte del problema.

    Muchas veces nos encerramos en nuestras realidades y no miramos a nuestro alrededor, a nuestra sociedad, al país... digamos que vivimos en una especie de oasis, y eso en nuestra condición de seres humanos que buscan ser mejores no puede ser aceptado.

    Necesitamos un cambio de mentalidad y gran capacidad a comprometernos. Para esto necesitamos fomentar la formación de conciencia y de valores, recuerda que solo se ama lo que se conoce. Así las cosas puedes ver que estamos mal y que ahora se premia la picardía y actos de desamor que a la final conduce a más violencia.

    Tampoco podemos generalizar, al referirte que "ningún sexo hace nada al respecto" caes en un error.

    Al formular tu pregunta en YR empiezas a cuestionar, obligas a que la gente piense y reflexione. Al portarte como un ejemplo en tu realidad terminas dando algo bueno a los que te rodean; lo que quiero decir es que ya empezaste a realizar un cambio.

    En lo personal trato de hacer lo mismo desde mi realidad, recuerda que el mejor ejemplo es la coherencia de vida. Tal vez creas que nadie te ve, que nadie se fija en ti, pero no es así.

    ¿Como cambiar el mundo? empezando por nosotros, hablando, dando a conocer lo que pensamos con firmeza y convicción.

    No se si habré contestado a todas tus inquietudes.


    EXITOS PARA TI

    ResponderEliminar
  5. Hola, desde hace un tiempo me ha parecido que el feminismo extremo en vez de trabajar por los derechos o la reivindicación de lo femenino más bien busca masculinizar a la mujer, igualarlo, castrar lo que naturalmente es femenino tanto en el aspecto físico (aborto, eliminación de la menstruación etc) como el anímico (volver a la mujer agresiva, independiente aislada y manipuladora etc), lo ideal sería que esta luchara por la reconciliación (vaya fuerza misteriosa que es) entre ambos géneros, fortaleciendo sus diferencias para que cada una se acerque y se complemente con la otra, en la reconciliación o Amor es que se halla la felicidad, lo masculino halla su felicidad cuando usa su fuerza, su motivación, su inspiración, su arrojo para conocer, conquistar y cuidar lo femenino, lo femenino halla su felicidad cuando comprende, alimenta, cuida los frutos y valores de lo masculino, al cabo de un tiempo, como he visto en los matrimonios duraderos cada uno desarrolla virtudes y cualidades del otro de una manera equilibrada, la mujer gana valentía para enfrentarse a lo exterior sin producirle mayor estrés y el hombre gana en sensibilidad emocional entre muchas cosas, como digo lo importante es que se vea el asunto no desde el punto de vista de mujeres vs hombres o femenino vs masculino si no que es cada una de esas fuerzas, entenderlas, comprenderlas y como encontrarse con la otra para poder crear y crecer.

    Coloco el video que mas entendimiento a mi parecer ha dado sobre el aborto:
    Esperanza puente

    http://www.youtube.com/watch?v=L7njyP3Dg-k

    ResponderEliminar
  6. Tienes toda la razón, paradógicamente el feminismo de ahora quiere que dejemos de ser femeninas, desconocer nuestra naturaleza.

    Agradezco el vídeo que compartes, no conocía a Esperanza Puente. Es muy valioso teniendo en cuenta que a pesar de su dolor se ha convertido en defensora de la vida y revela la verdad que hay detrás del aborto.

    EXITOS PARA TI

    ResponderEliminar