miércoles, 20 de abril de 2011

¿Qué es el alcoholismo?

RAE nos define alcoholismo como:

1. m. Abuso habitual y compulsivo de bebidas alcohólicas.

2. m. Enfermedad ocasionada por tal abuso, que puede ser aguda, como la embriaguez, o crónica. Esta última produce trastornos graves y suele transmitir por herencia otras enfermedades, especialmente del sistema nervioso.

Desde que el hombre tiene memoria, ha sido habitual el uso de las bebidas alcohólica, se puede incluso afirmar que es parte de diferentes culturas. Para su elaboración se han valido de frutas, cereales, leche, etc. y es consumido por diferentes motivos, por ejemplo el religiosos y un sinnúmero de eventos sociales.

Lo que llama la atención es que en la antigüedad el consumo de las bebidas alcohólicas era en un ambiente de acompañamiento, era en medio de actividades de integración. Es decir que el protagonista era un grupo de personas y la bebida un medio de integración al igual que la comida. Sin duda alguna habría alguien que incurriera en excesos pero no en la misma cantidad que hoy en día conocemos.

Pero ¿cuándo fue que el alcohol se convirtió en un problema social fuerte? Cuando para su producción llegó la industrialización.

Las bebidas alcohólicas pueden ser benéficas para la salud pero el problema radica en que se ha incurrido en el exceso o un consumo prolongado sin límites. Algunas autoridades afirman que este abuso pone el alcohol al mismo nivel de los drogadictos.

¿Cómo saber que una sustancia es considerada droga? Son claves las siguientes señales: dependencia, tolerancia y el síndrome de abstinencia.

El alcohol es producto de un proceso de fermentación de azúcares de frutas o cereales, al consumirse es absorbido por las vellosidades intestinales, de allí pasa al torrente sanguíneo y luego alcanza todos los tejidos y órganos de nuestro cuerpo causando diversas clases de efectos. El más evidente es cuando compromete el sistema nervioso central provocando cambios de comportamiento.

Éstos se pueden clasificar en:

Orgánicos: Cirrosis, daño del hígado que va perjudica sus tejidos y provoca la aparición de cicatrices que lo dañan. También puede ser causa de tumores y enfermedades cardiacas.

En mujeres embarazadas su consumo provoca partos prematuros, abortos y multitud de dolencias ó alteraciones en el recién nacido.

Alteraciones neuropsíquicas: El alcohol causa trastornos más o menos graves en la psiquis, incluso demencia. Se asocia a suicidios.

Sociales: La primera víctima es la familia, núcleo de la sociedad. Recordemos que lo que se vive en casa se proyecta en cada una de nuestras comunidades. Incita a la violencia física o verbal, despilfarro, abandono, miseria y se corre seriamente el riesgo de ser un multiplicador de alcohólicos.

En la parte laboral causa accidentes de trabajo y pérdida del empleo. En mi país ha aumentado de manera preocupante los accidentes de tránsito provocados por conductores embriagados, incluso se han encontrado hasta policías y autoridades políticas y religiosas en esas circunstancias…

Miremos a nuestro alrededor, pareciera que somos lo que los medios de comunicación quieren que seamos, consumistas sin conciencia que se dejan llevar por esa imagen de sofisticación y conquista que se proyecta en la publicidad. Así las cosas, no es de extrañar que las cosas se salgan de control.

El negocio de las bebidas es grande pero las campañas de concientización y prevención deben superarlas e incluir la formación de conciencia y de valores.

Debemos vivir en el mundo pero sin ser del mundo. Es decir que no debemos llegar al ostracismo, sino que por el contrario, debemos hacer la diferencia en la sociedad.

Algunos afirman que hay quienes tienen predisposición genética al alcoholismo pero eso no quiere decir que estemos condenados a ello. Cada quien tiene la fuerza de voluntad y los medios necesarios para evitarlo. Uno de ellos es la ayuda que podemos brindar a quien lo necesita; de cualquier manera quien lo padece tiene la última palabra.



6 comentarios:

  1. Hola Vero Cohen,

    desde siempre he visto el alcoholismo como un vicio más nunca como una enfermedad. En lo personal creo este vicio es "LA CAUSA" de muchas enfermedades del mismo modo veo los vicios como el tabakismo y drogadicción. A mi ver y entendimiento son vicios más no enfermedades. Vicios k provocan enfermedades, k van desde depresión hasta diferentes tipos de cánceres.

    Y la verdad me cuesta mucho ver tales vicios como "meras enfermedades".

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Irlanda. El debate esta abierto, muchos ven al alcoholismo de la misma manera que tú, un vicio; pero otros han visto esa ansiedad que genera por el consumo como una enfermedad pero ya sería en el orden psicológico.

    De cualquier manera afecta la parte física y la psiquis de quien lo padece.

    EXITOS PARA TI

    ResponderEliminar
  3. Yo soy ex-alcoholico. Consumí alcohol asiduamente desde los 20 años hasta mis 45. Yo si que considero el alcoholismo como una enfermedad. Hay personas que pueden beber cada fin de semana sin desarrollar ninguna adicción. Hay personas, en cambio, que si que la desarrollan. Y ese fue mi caso. Tuve que acudir al centro de rehabilitación del FSYC para tratarme y dejar el hábito. Nadie quiere hacerse adicto. El que lo es, lo es porque no lo puede evitar.

    ResponderEliminar
  4. Hola Sandro, agradezco tu valiosa opinión porque hablas con conocimiento y de paso nos pones a
    pensar sobre este grave problema.

    Tus palabras son testimonio de que sí se puede superar este flagelo siempre y cuando se tenga fuerza de voluntad y la asesoría correspondiente.

    FELICITACIONES y ÉXITOS PARA TI

    ResponderEliminar
  5. hola me llamo andres y yo me recuperé del alcoholismo en reuniones de alcoholicos anonimos.No sólo diria que es una enfermedad con consecuencias tanto físicas como emcionales y sociales sino que el trasfondo es una enfermedad espiritual ya que tu adiccion te lleva a vivir en una mentira continua de muy dificil salida sino empiezas por confesar que es lo que te ocurre en la cabeza

    ResponderEliminar
  6. Hola Andrés, diste en el clavo, el problema real de cualquier adicción esta adentro de cada uno, en el fondo, en eso que hay que reconocer y superar.

    Interesante y contundente forma de verlo, el alcoholismo y otras adicciones son una manera de manifestar que algo malo existe en nuestro interior... ¿miedos?, ¿heridas? no lo se pero de seguro es diferente para casa uno.

    EXITOS PARA TI

    ResponderEliminar