miércoles, 2 de marzo de 2011

Sobre el “matrimonio” gay (2 Parte)

Creo importante hacer énfasis en este tema, especialmente en lo que se refiere al origen de la palabra matrimonio. Sólo de esta manera sabremos realmente su relevancia y significado, cada palabra tiene su razón de ser y es importante entenderla conforme a su contexto histórico.

Lo que conocemos como matrimonio implica a la hora de la verdad dos actos diferentes pero íntimamente relacionados: Alianza y Vínculo.

La alianza es un compromiso o consentimiento (lo que da origen, la causa) que se da previamente al matrimonio que es un vínculo, una sociedad conyugal (lo que ha sido originado ó el efecto). Santo Tomás de Aquino dijo que:

“En el matrimonio debemos considerar tres cosas. La esencia, que es la unión. Y según esta se llama “conyugio”. La segunda es la causa, que es el desposorio (pacto o consentimiento). Y según éste llámase “nupcias”, de “nubo” (velarse o taparse); pues en la solemnidad del desposorio, por la cual el matrimonio se efectúa, se cubren con un velo las cabezas los contrayentes. La tercera en su efecto, que son los hijos, y en consideración a éstos se llama matrimonio.”

La palabra “matrimonio” viene del latín Mater (madre) y munus (oficio), todo esto porque es a la mujer a quien le corresponde concebir y dar a luz a los hijos.

El momento en que se realiza ese pacto o alianza matrimonial es algo temporal, dura unos breves instantes, pero el matrimonio se prolonga mucho más en el tiempo. De una manifestación de unión (pacto) pasa a ya estar unidos.

Ahora bien, trayendo esto a tiempo presente, es indudable que uno de los fines de un matrimonio es tener hijos, establecer una familia, esa pequeña comunidad que ha sido considerada como la célula de la sociedad. De ahí que la entrega entre un hombre y una mujer va mucho más allá de una “simple” relación sexual, es algo complejo y con consecuencias que deben ser asumidas por personas maduras y responsables de sus acciones. Se trata en definitiva de una institución.

Algunas parejas homosexuales pretenden tomar la palabra “matrimonio” para sí, sin considerar el fin que ella misma encierra. Quieren tergiversar no solamente su significado original sino que de paso no consideran las consecuencias que se van a reflejar en nuestra sociedad.

Ya esta cambiando el concepto que tenemos de familia, ya vemos casos de personas que de un día para otro pasa de heterosexuales a homosexuales y viceversa, se le ha quitado a la sexualidad humana su verdadero valor para convertirla en un instrumento de placer para usar a otr@ y no más.

Las personas homosexuales merecen todo el respeto, no pueden ser discriminadas ni violentadas, pero eso no quiere decir que obliguen a la sociedad de la que hacen parte a recibir un trato que no pueden alcanzar.

Las leyes deben estar al servicio de la sociedad y no para someterla. Ellas deben una manifestación cierta de la voluntad de un pueblo. En mi país se sabe por encuestas que la mayoría no queremos el “matrimonio” gay ni adopción entre homosexuales. Espero que nuestros mandatarios y magistrados acaten de verdad la voluntad del pueblo que los ha elegido y el cual deben representar.

22 comentarios:

  1. En mi país el "matrimonio" gay ya es ley, lo que hace que cada vez más se vean por televisión estas uniones que han dado en llamar "unión civil" en vez de "matrimonio".
    Personalmente estoy muy molesta con esto, ya que veo con mucho disgusto que todo lo bueno se está distorsionando en este mundo. Dios, en su creación, dio vida al HOMBRE y a la MUJER, para que se complementen y procreen en la institución de "la familia".
    Aunque se trate de una "nueva generación", me pregunto cómo se le explica a un niño adoptado por estas nuevas uniones, que su papá y su mamá tienen el mismo sexo.

    Esta es la segunda parte de este post. ¿Me podrías decir dónde encuentro la primera? Es interesantísimo.

    Gracias Vero.

    ¡Cariños!

    ResponderEliminar
  2. Hola Luna, compartimos los mismos sentimientos sobre el tema. Nuestros legisladores no están tomando en cuenta el querer del pueblo y están sobrepasando sus atribuciones.

    La primera parte del post es esta:
    http://historiasparaestrenarcerebro.blogspot.com/2010/11/sobre-el-matrimonio-gay.html

    Un Abrazo Luna

    ResponderEliminar
  3. Gracias Vero, por pasarme el link de la primera parte.

    Entiendo que ellos quieran igualdad de derechos en cuanto a lo material se refiere, pero ¿qué tiene que ver esta igualdad con que se les permita, legalmente, tener hijos? ¿Nadie se puso a pensar en las consecuencias psicológicas que puede sufrir un niño con dos padres (o dos madres) del mismo sexo?
    Hombre y mujer tienen marcadísimas diferencias, tanto físicas como psicológicas, y esas diferencias son las que marcan la personalidad del nuevo ser humano que crece en el seno de una familia.
    Me parece que lo que se hizo fue poner todo en la misma bolsa sin analizar la situación de los niños.
    Los homosexuales así lo quieren y la ley lo permite.
    Conclusión: no importa la voluntad de la mayoría de un pueblo que calla ante estos hechos; es más importante legalizar la aberración, porque de otro modo, las protestas de esta franja de la sociedad no dejarían en paz a los gobernantes.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. mmmm...

    Me guardaré mi comentario sobre este tema porque no creo que sea de tu agrado.

    Yo opino que cada cual tiene derecho a unirse con otra persona como mejor le parezca siempre que sea por propia voluntad y no haga daño a nadie de forma intencionada.

    Diría más cosas, pero si suelto la lengua, a lo mejor acabamos de malas, ¡ja, ja, ja!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Aprendiz, definitivamente eres una persona decente.

    Ya sabes lo que opino sobre el tema, y es por ello que me fui a la raíz de la palabra matrimonio y su contexto.

    Existen herramientas legales para que las uniones homosexuales tengan efectos similares a los de un matrimonio pero esa unión nunca podrá atribuirse para sí la palabra Matrimonio.

    En cuanto a lo que dices, que "Yo opino que cada cual tiene derecho a unirse con otra persona como mejor le parezca siempre que sea por propia voluntad y no haga daño a nadie de forma intencionada." lo veo aplicable para cualquier ser humano.

    Un abrazo Aprendiz

    ResponderEliminar
  6. Hola de nuevo, Vero.

    En este tema, también soy rebelde y nos dará mucho para discutir. Si algo te molesta, dímelo y me modero, ya sabes que suelo decir lo que pienso.

    Sobre el matrimonio, realmente el nombre no es lo importante. Decía William Shakespeare en "Romeo y Julieta" algo así como: Aunque llamásemos a la rosa por otro nombre, no tendría un olor diferente.

    Independientemente de lo que se considere la unión entre homosexuales o lesbianas, en mi opinión deben tener los mismos derechos que una pareja heterosexual, INCLUÍDO EL DERECHO A ADOPTAR.

    Si realmente te interesa mi opinión, creo que es todo cuestión de condicionamiento mental y cultural. Hoy eso está mal visto de la misma forma que hace 50 años estaba mal vista una madre soltera y hoy en día es lo más normal del mundo. Dentro de 50 años, un matrimonio de dos personas del mismo sexo con varios hijos adoptados también será lo más corriente, y no veo nada de malo en ello siempre y cuando aporten a sus hijos aprecio y cariño.

    Me parece curioso que pueda verse con malos ojos el matrimonio entre 2 homosexuales que se quieren, y que esté bien visto el matrimonio entre 2 heterosexuales que, después de los años, acaban detestándose y siguen juntos sólo por los hijos o por las apariencias.

    Sobre el comentario de Luna: ¿qué hay que explicar a los niños sobre los matrimonios homosexuales? Los niños no entienden nada de sexo ni de cómo vienen los niños al mundo. ¿Todos los matrimonios deben constar de padre y madre? en ese caso, si la mujer muere en el parto, ¿hay que quitar la custodia al padre y dar al hijo en adopción a otro matrimonio? evidentemente, no.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Aprendiz, tus comentarios no me molestan pero algunos no los comparto, de ahí la importancia del respeto.

    En cuento al nombre si importa. Recuerda que hay variedad de rosas, cada una con sus particularidades, unas más hermosas que otras. El Matrimonio es la unión de un hombre y una mujer, pero no es cualquier tipo de unión.

    Sobre el matrimonio de dos heterosexuales te digo que no esta bien que se detesten y que sigan juntos por pura y física obligación.
    Sabes bien que te hablo por experiencia.

    El ideal, el valor (familia y/o matrimonio) no puede ponerse en contraposición de un "valor de moda" que a la hora de la verdad se trata de una tergiversación del primero.

    En definitiva, tomando lo que dices, veremos los resultados en 50 años y de paso las consecuencias en la sociedad.

    Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  8. Hola de nuevo, Vero.

    Este es el último mensaje que envío de este tema, que ya empiezo a incomodar.

    Ya había dejado este mensaje pero no aparece, no sé si lo envíe correctamente. Vamos allá:

    Una rosa, independientemente de su variedad, sigue siendo una rosa. Puedes cambiar su nombre, pero no su naturaleza. Una rosa seguirá teniendo el mismo aroma aunque la llames pepino.

    El matrimonio homosexual no deja de ser una unión entre 2 seres humanos. Puedes llamarlo por otro nombre si ello te complace, lo único importante es que tengan los mismos derechos que un matrimonio heterosexual.

    ¿Lo ideal es el matrimonio y la famlia? Eso es exactamente lo que ellos quieren.

    El matrimonio homosexual no es una moda porque la homosexualidad no es una moda. El único motivo por el que no se casaban antes es porque no tenían libertad para hacerlo.

    Creo que, dentro de 50 años, las consecuencias para la sociedad será más comprensión y respeto por las diferencias del prójimo respecto a uno mismo.

    No estoy a favor del matrimonio homosexual, pero tampoco en contra. En lo único que estoy a favor en este tema, es de la libertad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Pues un saludo a todos , en cuanto al matrimonio gay , estoy encontra pues considero que es un vinculo entre 2 personas de distintos generos y es un vinculo sagrado , pero al igual tambien considero que cualquier tipo de persona tiene derecho de opinar y exigir cualquier demanda, que considere justa , a lo que voy es lo siguiente ,si personas del mismo genero quieren tener una union civil(no matrimonio , ni la palabra matrimonio) que les respalden sus derechos , pues por que no , pero lo que si me molesta en particular es que desean tener , los mismas satisfacciones de una pareja heterosexual , (casarse en una iglesia, vestirse de blanco , que se les mire como si fuera algo natural)esa es mi molestia en cuanto a ese tema , yo entiendo que una persona gay , quiere , siente y ama , como las demas personas y respeto eso, pero lo que nunca voy estar de acuerdo es que me digan que es natural su estado homosexual, como le explico a mis sobrinos pequeños , por que aun no tengo hijos , que es normal que dos cabelleros se esten besando , o dos damas se besen , no le puedo decir eso es normal o es natural , por que no lo es,considero que es una falta de respeto , yo entiendo que desean amarse y besarse pero , su libertad de hacerlo acaba , cuando entra en conflicto con la mia , es que acaso los homosexuales , no tienen derechos de respetar ,mis ideas y la de mi familia , y esto lo digo por que , soy de lima y hace poco, hubo una protesta de la comunidad homosexual , en la catedral de lima (no soy catolico)donde un grupo de personas homosexuales se daban besos , en forma de protesta , ellos protestaban que tienen el derecho de besarse donde ellos consideren , pero no respetaban a las personas adultas , su manera de pensar , su fe ,eso no me parece correcto y no me gusta que se escuden con ese eslogan ellos tambien tienen derechos como todos, y donde estan mis derechos si siento que me estan ofendiendo ..pues gracias por dejarme escribir estas lineas , mi nombre es amhed castañeda

    ResponderEliminar
  10. Hola Amhed, respeto a los homosexuales pero eso no quiere decir que acepten todo lo que hacen.

    No entiendo, al igual que tu, que pretendan igualarse a una pareja heterosexual. SI así fueran las cosas el hombre no necesitaría de la mujer y viceversa.

    Estoy segura que sino tuviéramos razón, no existiría la homosexualidad...

    No soy partidaria de la violencia pero tampoco de la imposición que quieren hacer. E tema es complejo.

    Gracias por tu aporte y por dar a conocer tu pensamiento real sobre esto.

    EXITOS PARA TI AMHED

    ResponderEliminar
  11. Vero: me perdonarás que vuelva a hablar de este tema ya que dije que no lo haría. Sólo quiero puntualizar unas cosas:

    No se puede respetar algo que no se acepta.

    No quieren igualarse a los heterosexuales, saben que no son iguales. Lo que quieren es tener los mismos derechos, es diferente.

    La homosexualidad existe en el reino animal, luego no es producto de la razón:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Homosexualidad_en_animales

    Un derecho no se impone, se exige; Exigen el derecho a hacer con su vida lo que deseen, como tú, yo y cualquier otro ser humano.

    Si viese a una pareja de hombres besándose por la calle también me asombraría, pero no se lo voy a impedir, siempre y cuando no intenten besarme a mi.

    No estoy a favor de la homosexualidad porque no soy homosexual; tampoco en contra porque cada uno tiene derecho de hacer con su vida lo que le dicte su conciencia.

    En una cosa si estoy de acuerdo, me parece antinatural porque cada órgano está creado para una función, pero me parece antinatural porque va en contra de la fisiología del cuerpo humano, no de la naturaleza, ya que como ves en el enlace de arriba, en el mundo animal también hay homosexuales.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Aprendiz, ya lo comentaste, es antinatural. Simplemente tanto hombres como mujeres estamos llamados a cumplir cada quien un papel determinado.

    He visto que muchos son heterosexuales y deciden un buen día ser homosexuales... como si te cambiaras de vestido. A decir verdad parece más un capricho.

    Tema complejo y polémico.

    EXITOS

    ResponderEliminar
  13. Emy, vi tu comentario pero ya no esta publicado. Concuerdo contigo, la adopción lo que intenta replicar es a la familia en favor del niño. Nunca podrá ser vista como un "derecho" a ser padres porque el protagonista y la razón de ser de esta figura el un pequeño que no tiene familia.

    EXITOS PARA TI

    ResponderEliminar
  14. Ok, disculpame si dije algo que hiera la suceptibilidad de alguien :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  15. No tienes que disculparte, estoy de acuerdo con lo que dices y no pongo ningún tipo de censura para que cada quien exprese lo que quiera.

    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  16. Hola Vero.

    Es antinatural, pero no malo. Cocinar la comida también es antinatural y nadie lo ve como algo malo.

    No creo que cambiarse de acera ocurra de un día para otro. Muchos quizá estén confusos e intenten ser heterosexuales porque es lo que dicta la sociedad, pero al final encuentran "su verdadero yo". Otros, siendo conscientes de que son homosexuales, se casan y tienen hijos para guardar las apariencias y, un día, deciden dejar las apariencias a un lado y salir del armario.

    No creo que sea cuestión de capricho, si no de influencia de la sociedad y miedo a ser rechazados. Es triste sentir vergüenza de lo que uno es cuando no hay porqué avergonzarse.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. EMI:

    Tu comentario desapareció antes de que pudiese leerlo, pero estoy interesado en conocer tu postura sobre la adopción.

    Si los tiros van por donde creo, una familia formada por homosexuales también es una familia, y no tienen porqué aportar menos cariño o menos calidad de vida que una familia heterosexual.

    Si tienes o algún día llegas a tener un hijo, deberías preguntarte qué le desearías si resultase homosexual. Yo lo tengo claro: le daría todo mi apoyo y ayuda. Ya tendría suficiente con el desprecio de la sociedad entera como para cargar a mayores con el desprecio de su propio padre.

    Habláis de los homosexuales como si fuesen una especie aparte y no os equivoqueis, son seres humanos, con sentimientos de afecto y un ánimo de formar una familia y llevar una vida normal y, por supuesto, también de tener hijos, aunque no puedan ser naturales.

    Saludos a ti también, Emi.

    ResponderEliminar
  18. Como bien ha comentado el primer ministro Cameron, no hay nada más conservador que el matrimonio. Por eso me pareció un error cuando ZP legalizó los matrimonios homosexuales en lugar de equiparar las uniones civiles y parejas de hecho con los matrimonios.
    Desde mi punto de vista, exigir un derecho, anclado en un pasado rancio y que debe ser superado es un tremendo error. Pero mientras así estén las cosas, mejor lo malo conocido (matrimonio homosexual) que lo óptimo por conocer (equiparación entre parejas de hecho y matrimonios).

    ResponderEliminar
  19. Hola Mulling, desconozco la situación en España pero estoy segura que el tema genera polémicas. Sin embargo sigo pensando que las uniones homosexuales no pueden atribuirse para sí el nombre de matrimonio.

    El hecho que algo se parezca no quiere decir que sea lo mismo...


    EXITOS PARA TI

    ResponderEliminar
  20. Deberian empezar a pensar como personas del siglo en el que estamos, y ademas pensar que no son los unicos ni sus ideas son mejores que las del resto.

    ResponderEliminar
  21. Me parece que esta ley deberia de haberse creado hace mucho tiempo y es que no consigo entender cuales son los contras de ella, significa libertad para cualquier persona por encima de todo.

    ResponderEliminar
  22. Hola Tiendas Animales y Animaladas, me disculpo por contestar hasta ahora, solo ayer en la noche me di cuenta de algunos comentarios fueron puestos en espera, cuendo en realidad no había puesto ningún tipo de censura.

    La normatividad legal sobre este tipo de parejas esta verde aún. Ni siquiera los mismos legisladores saben a ciencia cierta que hacer y confunden términos como el de "Matrimonio" para aplicarlo a parejas gay.

    Legalmente se puede hacer muchas cosas, incluyendo un término propio para este tipo de uniones, pero algo que una ley no puede hacer es obligarnos a aceptar algo de lo que no estamos de acuerdo.

    EXITOS PARA AMBOS.

    ResponderEliminar