miércoles, 26 de enero de 2011

Eyeballing o beber por los ojos

Soy de las que consideran que el cuerpo conlleva una gran responsabilidad por parte de cada uno de nosotros. Es por medio de él que nos manifestamos y actuamos en el mundo, por tanto debemos propender por su cuidado y buscar los medios necesarios para conservarlo.

Hace pocos días se dio a conocer una “moda” que surgió en las fiestas en Inglaterra y que ahora amenaza con extenderse rápidamente. Consiste en que la persona acomoda una botella de licor, preferiblemente Vodka, sobre su ojo abierto y levanta la cabeza, de manera que hay contacto directo entre el líquido y el órgano.

Al hacerlo los efectos del licor se presentan en cuestión de segundos de manera intensa a través de la retina, de ahí al torrente sanguíneo en medio de un intenso ardor.

Este tipo de absurdas acciones no toman en cuenta los efectos obvios sobre los delicados tejidos que conforman el ojo. La retina es un tejido encargado de recibir la luz, provocando una serie de reacciones químicas y eléctricas que conducen su información por el nervio hacia el cerebro. Se trata de un proceso complejo pero no por ellos deja de ser menos delicado. Vale la pena señalar que cualquier daño en la retina requiere atención antes de 24 horas, de lo contrario la posibilidad de recuperación, si es que existe, se hace más difícil.

Otras consecuencias que se pueden dar con esta práctica es la formación de úlceras y heridas en la misma cornea que es una estructura transparente que permite el paso de la luz al ojo, y por tanto sería la primera en sufrir el ardor del licor. Como dato curioso, la córnea no tiene vasos sanguíneos pero es el órgano que en comparación a su tamaño tiene la mayor cantidad de terminales nerviosas sensoriales.

Las lesiones que en ella se pueden producir pueden ir desde la opacidad que llevarían a una ceguera total y su única solución sería un transplante.

Lo único seguro es que el Eyeballing irrita todos los tejidos relacionados con los ojos y hay una alta posibilidad de adquirir algún tipo de infección. Otras consecuencias de su práctica es el llanto constante acompañado de dolor e incluso trombosis.

¿De cuando acá estos actos irresponsables pueden tener más importancia que nuestra salud visual? El Eyerballing es una clara muestra de lo que ocurre cuando se pone por encima de la razón la estupidez en todo su esplendor.

Se supone que el ser humano esta llamado para grandes cosas, pero lo que he comentado cuestiona seriamente si de verdad las merecemos.

Para finalizar les digo que acostumbro acompañar las entradas con algún vídeo, pero en este caso en particular no lo haré porque los usuarios que los publican podrían tomarlo como una manera de hacerles propaganda a su favor.

ÉXITOS PARA TODOS

6 comentarios:

  1. Hola Aprendiz, las ideas que pretendo dar es que la gente abra los ojos... ¡pero a la razón!
    Ja ja ja ja ja

    Cuídate y gracias por tu visita

    ResponderEliminar
  2. Hola vero, ya he activado seguidores en mi blog, aunque no va con mi estilo añadirlo, ya sabes.

    Además, me da apuro que se vea la poca gente que me sigue al estar empezando. Me doy de plazo un año para ver cómo va la cosa.

    Y... creo que la gente está mas dispuesta a abrir los ojos al vodka que a la razón, ja ja.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. No te preocupes, siempre es así al comienzo. Es por eso que hay que ser constantes y hacer varias entradas para ver resultados.

    En cuanto al vodka y la razón creo que nos va tocar fortalecer la segunda para que domine a la primera...

    EXITOS PARA TI

    ResponderEliminar
  4. Hola Vero. Volví después de un año, pero tuve mis razones.
    Estamos viviendo en un mundo cada vez más convulsionado y agresivo; muchas personas se agreden a sí mismas, como las que practican este "juego" sin sentido. Imagino que son arrastrados por falta de atención y de afecto, sin poder detenerse ni un instante a pensar en las consecuencias que esta práctica puede ocasionar. Una verdadera pena, porque en muchos casos no hay marcha atrás.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Luna! Milagro en verte, espero que todo este bien en tu vida.

    Tienes razón, es una pena que exista gente que se deje llevar de semejante manera sin considerar que se hacen daño a sí mismos. Ya sabes, el tiempo se encarga de cobrar los excesos.

    Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar