miércoles, 22 de diciembre de 2010

El valor de la Honestidad

“Conducta recta que lleva a observar las normas y compromisos con un cumplimiento exigentes por parte de sí mismo, teniendo en cuenta principios y valores éticos.”

El valor de la honestidad es la prueba de fuego por la que puede pasar una persona. Tal vez no salte a la vista, pero requiere de de una integridad en varios aspectos, por ejemplo el moral, que exista coherencia, que la persona sea recta, leal, que no ceda a la corrupción, etc.

En la actualidad la sociedad y las empresas exigen resultados ¡como sea! y en aras de alcanzarlos en el menor tiempo posible se quita del camino aquello que pueda ser “un estorbo”, y el principal de ellos es la honestidad.

Los tiempos han cambiado y con ello la apreciación de los valores, por ejemplo: antes se podía suponer (sin temor a equivocarnos) que la gente obraba correctamente y que dar la palabra era una garantía 100% más confiable que un contrato escrito, ahora hay que anunciarse como una persona honesta y aún así quedan dudas de la veracidad de esa afirmación, sobre todo en cargos públicos o de poder.

La honestidad va de la mano con la justicia y hace que en lo más profundo de la persona se encuentre arraigado esa convicción de saber que es lo que esta bien y que es lo que esta mal, de manera que se pueda decir “obra de tal manera que tus actos se conviertan en regla para los demás”

Este valor no permite medias tintas, no se puede ser “casi” honesto, simplemente se es o no se es. Si en realidad de vive en la honestidad, se vivirá de acuerdo a como se piensa y no se pensará de acuerdo a como se vive. Lo que somos cada uno de nosotros se verá reflejado en la manera en que nos comportamos porque reflejamos en nuestra existencia lo que llevamos adentro.

El valor de la honestidad lleva inevitablemente a no ceder, a no negociar sobre los principios, a ser directos frente a las faltas éticas de los demás, a reclamar la vivencia de lo que es bueno y provoca, sin querer, una atracción como consecuencia de la credibilidad que se genera.

Para alcanzar esto y más se necesita un ancla, un punto de apoyo y eso solo se encuentra en una buena formación de conciencia y de valores. Si no somos educados sólidamente en esto, no lograremos el cambio que tanto reclamamos a la sociedad, porque para que ello ocurra ese primer paso debe ser el propio.

Muchos claman a nuestros mandatarios por este valor pero les aseguro que si ven la oportunidad de "sacar su parte", sin importarles quien salga perjudicado, no dudarán en pasar por encima o hacer lo que sea para lograrlo porque simplemente no son capaces de dar lo que reclaman.

Una persona honesta es como un diamante, soporta todo, aguanta y contradice a sus adversarios con sus palabras o actos pero no da su brazo a torcer... los que no lo son parecerán cristales burdos e impuros que no dan garantía de nada y nunca adornarán algo que valga la pena.

Para finalizar les dejo un aparte de "El libro de los Valores" para reflexionar:
“Por eso la persona honesta no sólo es, sino que lo parece, porque los demás lo pueden comprobar muy fácilmente. Además la persona honesta no se limita tan solo a lo mandado por las normas legales. “Aquello que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la conciencia honesta” Séneca” (Jorge Yarce)

La imagen de arriba representa para mí a esa persona que quiere sentirse completa, plena, una que sabe que puede ser columna para otros pero que a pesar de todo sabe que le falta algo... una pieza que le puede dar esa armonía o plenitud que tanto necesita.

Algo así ocurre con la honestidad, es esa pequeña ficha que hace falta pero no por ello es menos importante. ¿No creen que esa pequeña pieza en el suelo es la única que puede hacer al hombre perfecto? Yo si.
EXITOS PARA TODOS

4 comentarios:

  1. Proceder con honestidad en aras de la dignidad del hombre es el compromiso más trascendente en nuestro corto paso por este mundo.

    René Gerónimo Favaloro

    Saludos Vero

    ResponderEliminar
  2. Muy cierto Marisa pero para proceder de esa manera se requiere mucha preparación para cada uno de nosotros.

    Concuerdo con la cita, lo más valioso a nivel humano es la dignidad propia y de los demás... sagrada diría yo.

    Gracias por tu visita, un abrazo navideño para ti.

    ResponderEliminar
  3. Asking questions are in fact nice thing if you are not understanding something totally,
    except this paragraph provides fastidious understanding yet.


    Here is my web page :: Brunette really likes sex

    ResponderEliminar
  4. I was recommended this website by my cousin. I am not
    sure whether this post is written by him as no one else
    know such detailed about my difficulty. You are incredible!

    Thanks!

    Here is my blog :: nude teen

    ResponderEliminar