jueves, 21 de octubre de 2010

La Historia de Cody McCasland

Minusválido, da. (Del lat. minus, menos, y válido). Dicho de una persona: Incapacitada, por lesión congénita o adquirida, para ciertos trabajos, movimientos, deportes, etc. U. t. c. s. (R.A.E.)
Muchas veces tendemos a dar las cosas por sentado, nos adelantamos a las situaciones y sin quererlo podemos crear o imponer barreras mentales, las peores de todas, para los demás. Además de la definición del comienzo tenemos otros ejemplos desalentadores de nuestra parte: pensamos que un ciego siempre va a necesitar ayuda para cruzar la calle porque no es capaz, que alguien que no tiene manos nunca podrá ser pintor, que un sordo no podrá bailar con ritmo, etc.

Otra situación es que menospreciamos a las personas que tienen algún tipo de limitación física o intelectual y los consideramos inferiores, como si fueran personas a medias o nulas y estamos seguros que su vida es un sufrimiento continuo y un castigo para sus padres.

Hoy les comparto la historia de un niño que nació el 2 de octubre de 2001 después de una cesárea de emergencia. Desde su gestación se detectó que ya padecía una enfermedad llamada genesia sacra que le provocó serias deformaciones en la columna y la cadera ,como la ausencia total de tibias y rodillas. Tuvo problemas en su nacimiento, era muy pequeño y no respiraba bien, por si fuera poco sería necesario someterlo a la primera de sus tantas cirugías tres días después de su llegada al mundo.

A la edad de 15 meses los padres de Cody, Mike y Tina, enfrentan un dilema: dejan las piernas intactas de su hijo para que viva en una silla de ruedas o se las amputaban para que use prótesis y darle la oportunidad de que pudiera movilizarse. Finalmente se deciden por la última.

A la fecha, Cody ha pasado por más de 15 cirugías, ha superado problemas respiratorios, óseos, auditivos y se le extrajo la vesícula biliar.

A pesar de su corta edad, este niño tiene algo que lo ha sostenido en este proceso, el apoyo incondicional de sus padres y una personalidad contagiosamente alegre que reta nuestros conceptos del estilo de vida de un “discapacitado”, “impedido” o “inválido”.

No se ha marginado de practicar deportes como atletismo, hockey, natación, ni tampoco de participar en competencias que buscan despertar la conciencia de la sociedad sobre las habilidades que las personas “minusválidas” pueden desarrollar.

Este pequeño es un claro ejemplo de lo importante que es romper las barreras y que “el secreto del fracaso es darle gusto a todo el mundo”

¿A la hora de la verdad no somos nosotros, los “normales”, los verdaderos discapacitados? Cortamos las alas a los demás porque no somos capaces de vencer nuestros propios impedimentos. Definitivamente nos falta corazón…

Ya concibo otra definición de Minusválido: Dicho de una persona que se hace incapacitada voluntariamente de manera que se bloquea a sí misma y a los demás. Se quita o se resta el valor que tiene y cierra las puertas a las oportunidades o circunstancias que pueden ayudarlo a ser grande, a superarse y de paso hace menos a los demás. (Vero Cohen)

EXITOS PARA TODOS

Gracias a Ana María G. por enviarme las fotos de Cody. Realmente inspiradoras.

4 comentarios:

  1. Vero, ya se nota en su carita, que tiene todo el positivismo del mundo... así hay un sólo camino para él: el auténtico, el que lo llevará lejos...
    Hermoso post amiga, es reconfortante y lleno de sentimientos.
    Gracias.
    Feliz fin de semana para ti ! Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No lo dudo Mabel, llegará lejos y animará a muchos. Este pequeño levanta a los corazones decaídos y te inspira lo mejor.

    Estas historias reales me dejan pensando... en lo grandes que podemos llegar a ser si solo quisiéramos hacerlo, si dejáramos el pesimismo de un lado, si en vez de ser parte del problemas hacemos parte de la solución.

    Un abrazo Mabel

    ResponderEliminar
  3. K historia más conmovedora tb leía la de Sandra, muy interesantes, realmente me ponen el ejemplo en muchas formas. A veces somos nosotros mismos kienes cortamos ntas piernas, manos y ojos cada vez k nos ponemos trabas y límites.

    Gracias por los posteos k llevan a una reflexión positiva.

     î®£ãNðã

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola ãNðã!
    Tienes razón. Yo lo veo de esta manera, el mundo ya esta demasiado podrido como para que sigamos haciéndolo peor.

    Creo que hay esperanzas y podemos cambiar, para eso necesitamos reconocer el valor de aquellos que nos dan ejemplos de vida a plenitud.

    Prefiero promover cosas edificantes que odios. Quedo muy agradecida con tu visita ãNðã

    Un Abrazote sincero y grande para ti

    ResponderEliminar