miércoles, 8 de septiembre de 2010

Las Células Madre

La ciencia es un medio o herramienta privilegiada que bien usada puede desplegar una serie innumerables beneficios a una gran cantidad de personas pero que en malas malos puede ser una que ayude a aniquilar, ofender, burlar o manipular a la humanidad.

En su momento el boom de las células madre se pudo percibir como algo traído de los cabellos, incluso parecía algo de ciencia ficción. Sin lugar a dudas, el caso de la oveja Dolly ha sido el más publicitado y el que dio inicio a una nueva era de experimentación y estudios de manera abierta.

Estoy segura que la mayoría solo recordamos la parte buena de la historia de la oveja clonada a partir de una célula mamaría adulta, pero lo que pocos saben al respecto es que fue necesario la fusión de 277 óvulos y que de ellos solo uno llegó a lograse.

¿Se dan cuenta de la gran cantidad de óvulos y procedimientos necesarios para solo llegar a una sola oveja? Eso quiere decir que tener un óvulo no es garantía de que el proceso sea exitoso.

Dolly era de raza Finn Dorset, que tiene un promedio de vida de 11 a 12 años, pero ella solo alcanzó los 6. Algunos aseguran que envejeció más rápido de lo normal por que su “madre” tenía la edad de 6 años cuando le extrajeron las células de tejido mamario con las cuales se hicieron los experimentos. En otras palabras Dolly nació con 6 años encima…

Ahora bien, las células madre tienen varias clasificaciones, pero hoy quiero referirme básicamente a las Embrionarias y las Adultas.

Las primeras significan el sacrificio de un embrión porque justamente esas son las que tienen un potencial inmenso para ser manipulas fácilmente con menor cantidad de procedimientos.

Las segundas son extraídas de un organismo ya formado, como el caso de la oveja Dolly que provino de una célula de la glándula mamaria.

Puede ser que el uso estas células madre embrionarias tenga una buena intención pero el debate se ha centrado en la disposición de un ser humano en formación y no de “una simple masa de células”.

Algunos científicos que están en contra de semejante manipulación fueron los que descubrieron que estas pueden provenir de otras fuentes como el líquido amniótico, de la sangre del cordón umbilical, de la raíz de una muela, de un tejido ya desarrollado, etc.

Básicamente lo que se busca con las células madre es sanar o reparar un órgano o tejido para que recobre su función, eso es loable, pero no puede ser a costa de la vida de quien sabe cuantas personas.

4 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo con lo que expresas, Vero y te secundo !
    Gracias por estos comentarios edificantes.
    Un beso amiga !

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti Mabel por tu amable constancia.
    Por otro lado, como lo comenté antes, hay que ver el otro lado de las cosas para definir nuestras posición sobre este tema tan delicado.

    Nuevamente Gracias amiga.

    ResponderEliminar
  3. Comparto, lo que publicaste en tu entrada,de las células madre ...
    Muy bueno

    Vero, Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa, gracias a ti por tus palabras y tu visita.

    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar