miércoles, 5 de mayo de 2010

Para entender el socialismo

Quiero compartirles un e mail que me envió Carlos R. La verdad es para considerar.

¿Que es? ¿En qué consiste? ¿Qué significa? ¿Cuáles son sus principios básicos?

He aquí algunos razonamientos explicados en forma de sencilla analogía anecdótica para comprenderlo mejor.

Esta es una lección sencilla, casi escolar, en la cual no revisaremos las complicadas raíces del Socialismo. No citaremos a Carlos Marx ni a Lenín, y mucho menos trataremos de investigar las intrincadas doctrinas emanadas del Kermlin. Nada de eso.

Aquí solamente nos situaremos en una universidad imaginaria y narraremos lo que sucedió en el interior de una de sus aulas. Imagina, pues, que eres un alumno más en el salón y toma asiento en uno de los pupitres.

En una conocida y reconocida universidad latinoamericana se suscitó una discusión entre el maestro de Economía y sus alumnos. Los alumnos insistían en que el Socialismo era bueno, que sí funcionaba bien y que era la mejor forma de gobierno, pues en él no existían las clases sociales, ni pobres ni ricos, ya que todos eran iguales.

“La producción y la riqueza deben ser repartidos equitativamente entre todos para el beneficio común”, arguían.

El maestro, quien escuchaba con atención, propuso entonces hacer un experimento con todos los alumnos y propuso este plan:

Muy bien- señaló - De aquí en adelante las calificaciones que obtenga cada quien en sus exámenes serán promediadas entre todos los alumnos. Así cada quien obtendrá ese “beneficio del estudio y del esfuerzo común.”

Aunque no todos los estudiantes entendieron muy bien el nuevo plan, aquellos que iban más atrasados en sus estudios, que eran los más numerosos, aceptaron de inmediato logrando fácilmente la mayoría de los votos.

Al llevarse a cabo el siguiente examen, se vio que las calificaciones promediaban un 7.8 para todos.

Como es natural, los estudiantes que se habían preparado bien estaban inconformes, en tanto que los que NO habían estudiado se encontraban satisfechos y felices.

Al perderse el entusiasmo y el afán de superación el ánimo decayó. Nadie quiso ya estudiar, hacer tareas ni dedicarle más tiempo a la materia. La motivación se desplomó ¡Era de esperarse!

Pero cuando presentaron el segundo examen, los estudiantes que estudiaron poco estudiaron menos aun; y los que habían estudiado mucho decidieron no empeñarse tanto, ya que de todos modos no iban a lograr obtener un diez... y también estudiaron menos.

¿Por qué iban a desvelarse estudiando si de todos modos no tomarían en cuenta su esfuerzo? ¡El promedio del segundo examen fue de 6.5!

Nadie estuvo conforme. Los buenos estudiantes se quejaron de que no tomaban en cuenta su dedicación, pero los flojos dijeron que sí era justo obtener mejores notas a través del esfuerzo de los demás, pues las calificaciones tenían que obtenerse y “repartirse equitativamente entre todos...”

Sin darse cuenta estaban estableciendo los principios básicos del Comunismo ¡Y aún exigían más! Pero cuando se llevó a cabo el tercer examen fue el acabóse: el promedio fue de 4.0 ¡Todos quedaron reprobados!

¡Se inició una pequeña revolución! Los estudiantes empezaron a pelear entre sí culpándose unos a otros por los fracasos obtenidos, hasta llegar a los resentimientos y los insultos, e inclusive a los golpes, ya que ninguno estaba dispuesto a estudiar para que se beneficiaran los otros que no lo hacían.

Y sucedió lo que ya se esperaba. Las notas nunca mejoraron y obviamente, para asombro general, todos perdieron el año escolar en la clase de Economía.

Ya para entonces el experimento estaba latente y bajo la lupa de toda la escuela, y pronto también de toda la comunidad. ¡Todos estaban pendientes del resultado!

El maestro preguntó entonces si comprendían ahora el significado del Socialismo, en el cual todo es de todos, y a la vez de nadie en particular. Así es. Las calificaciones que habían obtenido pertenecían a toda la clase y no a cada alumno.

La explicación es sencilla. Simplemente se debe a que el ser humano está dispuesto a sacrificarse trabajando muy duro cuando la recompensa es atractiva y justifica el esfuerzo propio; pero cuando el gobierno suprime ese incentivo y le quita al productivo para darle al pasivo, nadie va a hacer ya el sacrificio necesario para lograr la excelencia. Por supuesto que no. ¿Para qué? Al final el fracaso será general.

Leamos ahora los conceptos que Abraham Lincoln expresó hace ya muchos años:

  1. No se puede crear prosperidad desalentando la iniciativa propia.
  2. No se puede fortalecer al débil debilitando al fuerte.
  3. No se puede ayudar a los pequeños aplastando a los grandes.
  4. No se puede mejorar al pobre destruyendo al rico.
  5. No se puede elevar al asalariado oprimiendo a quien paga los salarios.
  6. No se pueden resolver los problemas mientras se gaste más de lo que se gana.
  7. No se puede promover la fraternidad y el progreso de la humanidad promoviendo e incitando al odio de clases.
  8. No se puede garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado.
  9. No se puede formar el carácter y el valor del hombre quitándole su independencia, su libertad y su iniciativa.
  10. No se puede ayudar a los hombres realizando por ellos permanentemente lo que ellos pueden y deben hacer por sí mismos.

La Humanidad no ha aprendido aún a no caer en excesos, y desafortunadamente ignora la moderación.

CONCLUSIÓN

Como toda teoría filosófica, el Socialismo tiene sus aspectos buenos. Lo malo es que muchas veces las teorías se arrastran a casos extremos.

Los pensamientos expresados en esta presentación deberían hacernos meditar e invitarnos sacar conclusiones, que si bien no van a estar de acuerdo con las mayorías, deben estar apegadas a la razón.

“Las mayorías no tienen por qué tener la razón sólo por ser mayoría. No necesariamente. Tienen superioridad numérica, pero nada más”

11 comentarios:

  1. TOTALMENTE EN DESACUERDO CONTIGO Pués esa no es la manera de explicar "Socialismo"
    Es una manera absurda de explicar una corriente ideológica y política que representa la verdadera DEMOCRACIA. No la falsa "democracia" de U.S. que es una total falacia. Yo como socialista, me siento ofendida que se lo rebaje a un nivel de comedia de circo.
    El socialismo es una fuerza revolucionaria nueva, que nació para contrarrestar al monstruoso Capitalismo, heredero de sistemas sociales de dominación (si no mira a tu alrededor y observa detenidamente) Por su propuesta humanista, democrática (la auténtica democracia ) y justa, el Socialismo es superior en todo sentido al Capitalismo, el cual se caracteriza por la explotación social humana y la total humillación de los pueblos (incluídas las guerras “preventivas”) Es en el Capitalismo que existe la denominada “esclavitud asalariada”, la falta de educación (para tener más control sobre las poblaciones ) las drogas, la vida sin sentido, y todo lo que tú, ya debes saber, con sólo mirar y ver. (si quieres mirar y ver, si no es así, tendrías un gran problema de comprehensión de los hechos reales)
    La propaganda Capitalista es tenaz, pero ya va perdiendo su fuerza de convicción. Ya ha hecho demasiado daño al mundo entero y la gente se está dando cuenta.
    Te lo dice una Socialista Humanista anti-capitalista 100%. Y con conocimiento de causa acerca del verdadero Socialismo, no el Socialismo latino americano influenciado enfermizamente por los yankees y serviles pro yankees ., hablo del Socialismo Humanístico en su estado puro, que existe en Europa.

    No te dejes engañar Vero, con palabritas vanas y sin sentido que así el mundo se destruirá muy rápidamente entre los tentáculos del Capitalismo monstruoso.
    Un saludo cordial.

    Sabes que te aprecio muchísimo pero en cuanto a mi ateísmo y mi socialismo, lo defiendo a capa y espada y sin vulgares protocolos y, repito: con pleno conocimiento acerca de lo que estoy hablando.

    Estoy completamente de acuerdo que en tu Blog puedes decir lo que quieras, pero yo como socialista humanista que soy, también tengo el derecho de defender mis principios y no permitir absurdos en cuanto a su definición.

    ResponderEliminar
  2. De muchisimas cosas no sé N-A-D-A... y de política se mucho menos k N-A-D-A, con todo y eso lo k he visto en la historia del socialismo a través del mundo entero me gusta menos de lo k he visto a través de la historia del mundo capitalista.

    "La historia de algunos países" socialistas me parece realmente triste.

    Leijah
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. No hay que confundir la "historia de algunos paises socialistas" con paises dominados por un terrorismo de estado a los que erroneamente se los llama "países socialistas o comunistas", debido a la propaganda dominante de la prensa mundial que le gusta usar nombres inapropiados para su propia conveniencia.
    Además el leer, según de qué fuente se lea la historia (seguramente fuentes tendenciosas) no es lo mismo que vivir en ellos, visitarlos, compartir y aprender sobre la marcha "mirando y viendo", por eso digo y sostengo que hablo con conocimiento de causa y experiencia.
    Por el sistema capitalista (que no funciona y se está demostrando) es lo que está pasando en este preciso momento en el mundo, arrastrando su propia economía y la de todos los países satélites, debido al efecto dominó producido por las "guerras preventivas" en busca de "armas de destrucción masiva" QUE NO EXISTIAN. (o ya se olvidó?)
    NO ES EL MOMENTO, ESTE MOMENTO, PARA NO PENSAR. ES UN MOMENTO CRITICO DEL MUNDO, PARA DEJAR DE LEYENDAS APRENDIDAS EN LA NIÑEZ. Estamos en un momento muy delicado (Grecia, España, Portugal, Irlanda, la Comunidad Europea, a punto del colapso total) y todos debemos darnos cuenta RESPONSABLEMENTE, cual es la raiz de semejante desbarajuste.
    Este no un momento de protocolos ni palabritas lindas llenas de florcitas. Estamos todos en el mismo bote que está haciendo agua.

    ResponderEliminar
  4. YO TAMPOCO ENTIENDO MUCHO DE POLITICA, PERO LEYENDO ME DOY CUENTA QUE "LOS PAISES TRISTES" SON LOS QUE HAN SIDO INVADIDOS Y HUMILLADOS. O AQUELLOS QUE NO TIENEN POSIBILIDAD DE ABRIRSE PASO DEBIDO A PRESIONES EXTRANJERAS.
    ES PARA PENSARLO MUCHO.
    SALUDOS. MIGUEL

    ResponderEliminar
  5. En este blog todos son libres de opinar. No censuro ningún comentario, así no este de acuerdo con quien lo emite. Procedo a pronunciarme de alguna manera a quienes han tenido a bien expresarse.

    Querida Mabel:
    El e mail ubica el ejemplo del socialismo en una universidad latinoamericana imaginaria. Sinceramente lo que yo veo es que el problema no esta ni en el capitalismo ni en el socialismo.

    Esas corrientes son simplemente medios y el fin es el pueblo. La raíz del problema es la falta de calidad de los representantes de una y otra, pues el poder corrompe a todos por igual y eso es un hecho innegable.

    Sabes bien que he dicho en el foro (de varias maneras) que antes de ser alguien Abogado, Médico, Ingeniero, Ama de Casa, etc… es indispensable tener una buena formación de conciencia, de valores y una vida coherente para poder ser un humano de calidad, de buena pasta, de madera fina (y eso no se logra en ninguna escuela, eso viene de casa).

    Así las cosas, creo que es necesario abrir más nuestra visión y no achacarle todo a un pensamiento, filosofía, creencia o forma de pensar. Simplemente en todos lados hay pésimos exponentes.

    Leijah:
    Sin que mis palabras anteriores se tomen como contradicción, comparto contigo la misma opinión, la historia es triste y veo que lamentablemente se apodera de mi país vecino.

    Ya sabes lo que dicen, “por sus frutos los conoceréis”. Al igual que tu, estoy desencantada de la política.


    Miguel:
    “Los países tristes” existen porque los que ostentan el poder se imponen a la fuerza y se sostienen con las divisiones. Ya lo dije antes, el poder corrompe y es muy raro encontrar a un SERVIDOR DE SU PUEBLO que cumpla a cabalidad con su misión.


    Para todos: Si bien es cierto que debemos ayudarnos unos a otros, no podemos negar que siempre hay gente recostada que quiere vivir con el mínimo esfuerzo y eso no es justo.

    ResponderEliminar
  6. Se ve que usted señora es una persona con una alta educación, pero deseo advertirle que la educación sin verdaderos conocimientos de causa son palabras al viento. No sé a qué país vecino se refiere, pero extrayendo la corteza de sus respuestas a los participantes, doy por sentado que usted es de Derechas y le digo que ese sistema no funciona y se ha demostrado. Así estamos pagando en este momento las facturas del pasado.
    Con todo respeto y admirando su verborragia, me despido de Ud. con un saludo cordial.
    Pablo. Mar Chiquita.

    ResponderEliminar
  7. Pablo:
    Los sistemas no funcionan cuando las personas que los manejan o participan en ellos no tienen formación en conciencia y valores.

    Ante todo debe estar primero la gente y luego el medio o sistema, pero cuando este orden se invierte... tenemos los resultados que vemos.

    Su manera de escribir me es conocida, creo que antes hemos hecho contacto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Con lo mucho que admiro tu genialidad, mi bella Vero, tengo que en este caso disentir. Una persona como yo que vivió la mitad de su vida en el socialismo, una pequeña parte de esa etapa en un socialismo desarrollado, y la otra mitad en el capitalismo desarrollado no puede aceptar esa forma tan simple de explicar el socialismo. Con todos los errores que tiene el socialismo.
    En el socialismo hay que trabajar tan duro como en el capitalismo. Lo único que nadie en el socialismo te puede estar engañando como en capitalismo que es "sálvese quien tenga el dinero".
    También es grotesco que se diga que en el socialismo no se puede hacer dinero o se mutile la capacidad personal. Lo que no se puede explotar a nadie u obtener beneficios de forma deshonesta. Si bien en el socialismo no se compite porque no es arrollar a quien se encuentre delante de uno para sobrepasarlo se emula con aquel que tiene buenos resultados para llegar a esas metas. E incluso se ayuda a aquel que no puede llegar por sí mismo al alcance de un cierto nivel a desorrollar su potencial para que logre su autosuficiencia y no quede marginado.
    Si el profesor sabe qué es el socialismo y no solo quiere hacer campañas de algo. Tomaría a todos aquellos con mejores conocimientos y esos apadrinarían a aquellos con menores conocimientos y los de mejores conocimientos serían responsables de que los menos dotados se esfuercen hasta alcanzar un nivel honorable que sería el orgullo de todos. Pero regalado no se consigue nada en ninguna parte. Y no he visto ningún país socialista en los que he estado o vivido que estén regalando así por así. Aunque no nos guste la forma solidaria porque no podemos mostrar que somos completamente mejores que los demás.

    ResponderEliminar
  9. Muy enriquecedor tu aporte Nofretete. Como dije al comienzo, se trata de algo para considerar.
    Me interesa saber las opiniones sobre este tema.

    Gracias por tu visita y cuídate mucho :)

    ResponderEliminar
  10. GUAU, Vero tu post se ha prestado para geniales participaciones, yo no tengo filiación política, ni religiosa y no me siento con derecho de opinar pero si de manifestar mi agradecimiento por tan lúcidas participaciones,

    un abrazo a mabel, a nofre y por su puesto que a ti!

    ResponderEliminar
  11. Hola Alonso. Esta publicación en particular creo que ha generado algo de polémica y me parece muy enriquecedores los comentarios de quienes participan en especial Mabel y Nofretete.

    La ideas es tratar de entender otras maneras de pensar, de compartir pero sobre todo de enriquecernos mutuamente.

    Un Abrazote pa´ti

    ResponderEliminar