miércoles, 28 de abril de 2010

Un poco de voluntad

¿Se han dado cuenta que para superar un problema solo se necesita querer hacerlo?
A veces la solución esta al alcance de la mano pero ¿sabemos exactamente qué es la voluntad?

Se entiende que es la facultad de decidir y ordenar la conducta; es un acto que admite una cosa o la rehúye; es el ejercicio que hacemos de nuestro libre albedrío. Es la intención, ánimo, resolución o deseo hacer algo, la disposición o la elección hecha por propio gusto.

Así las cosas, es difícil entender como hay tanta gente que se acostumbra a vivir en una situación sin aportar nada para arreglarla. Pareciera que esa extraña cotidianidad les hubiera robado algo, cegado los ojos, pero más que eso el corazón.

Yo veo al ser humano como algo sagrado pero que poco a poco se va degenerando por no saber dar el verdadero valor a las cosas y es por eso que muchos terminamos siendo parte del problema y no de la solución.

Para ejercer la voluntad correctamente, considero, se necesitan conocimientos propios de nuestra valía. Semejante responsabilidad nos exige formarnos correctamente en conciencia y en valores, pero más que eso, VIVIRLOS.

Si reconociéramos nuestra dignidad, nuestra condición de seres únicos, haríamos mucho más de lo que hace la mayoría. Ir contra corriente no es fácil y hacer lo correcto se mira como querer derrumbar una montaña pegándole con solo un martillo.

El punto que quiero tocar es que a veces basta con solo dar el primer paso de un largo para que otros se unan a la marcha y juntos logremos cambiar la historia.

Personas como Martin Luther King, Irene Sendler, Mahatma Gandhi, y otros tantos, se atrevieron a pensar diferente y abrir nuestros aletargados ojos para promover un cambio, incluso después de algunas generaciones.

Ellos son solo unos pocos ejemplos, pero es necesario reconocer que gente como ellos hay muchos en el anonimato y que trabajan con tesón. Recordemos que la gota de agua poco a poco logra romper el pedernal, así será lo que alcancemos si nuestra voluntad se ejerce con convicción.

Les dejo un video muy hermoso que me deja muchas enseñanzas, les comparto algunas de ellas:

· No puedo subestimar a nadie porque ese alguien puede darme un ejemplo enorme y mostrar mi falta de visión.

· Aunque creamos que nadie nos mira, seremos ejemplos para otros que de una u otra manera seguirán nuestros mismos caminos y podrían enriquecer a otros.

· El correcto ejercicio de la voluntad implica un inevitable esfuerzo que tal vez demore en mostrar sus frutos.

· Nosotros le damos poder a los obstáculos, la otra cara de la moneda es que podemos superarlos ¿De qué lado estas?

· A veces el más pequeño es el que más nos puede enseñar si se lo permitimos.

“Toda voluntad que se obstina continuamente en alcanzar lo inalcanzable y en hacer posible lo imposible, logra en el arte y en la vida un irresistible poder” S. Zweig


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada