miércoles, 7 de abril de 2010

El muro poderoso del miedo

Nuestra vida y emociones se basan en la percepción que tengamos de la realidad particular de cada uno. A veces algo del pasado, del presente o lo que esperamos que acontezca en el futuro puede provocar un sentimiento de amenaza que de una u otra manera nos lleva a reaccionar con miedo e instinto de supervivencia.

El miedo al que me quiero referir hoy es el que la sociedad nos instruye. Puede ser aprendido como también se puede enseñar a vencerlo; sin embargo muchos son creados y alimentados por nosotros mismos.

Miedo al ridículo, a hablar en público, a lo inesperado, a las enfermedades, a los animales inofensivos (ratones, insectos, etc.), son impuesto por la cultura y estos varían de acuerdo a la época que se vive. Se nos enseña el temor pero no como acabar con él.

La sociedad crea y mantiene esquemas de miedo. Por ejemplo, la época del racismo que se vivió en el siglo XX en donde se oprimió a los negros a vivir apartados de los blancos, en donde tenían que asistir a escuelas para gente de color, incluso hasta existían baños para unos y otros, son una pequeña muestra de su poder.

El miedo a ser diferente es en sí mismo uno que alimenta la baja autoestima, y en vez de trabajar por subirla, lo que se hace es herir lo más preciado que tenemos, el amor propio y la dignidad de seres humanos.

Superarlo es ante todo de un trabajo personal, algo muy íntimo que necesariamente nos enfrenta a nosotros mismos. Visto de otra manera, el miedo tiene posada en mí, y solo yo puedo sacarlo, puedo recibir ayuda de familiares y amigos, los mejores y más sabios consejos del mundo, pero en definitiva quien tiene la última palabra soy yo.

El miedo es la mejor de las prisiones porque no se ve, no se oye, no tiene olor y es muy efectivo. Es un arma contundente de dominación social.

Miremos que quienes han escrito la historia han sido todos aquellos que se atreven a romper esquemas, a pensar diferente y creer que las cosas pueden cambiar. Gentes que de una manera o de otra han sido tratadas, de manera burlesca, de ingenuos o ilusos.

¿A quien se le hubiera ocurrido hacer una revolución contra todo un imperio con tan solo hacer silencio?.. a Gandhi.

¿A quien se le hubiera ocurrido, en medio de un país de cultura y credo centenario, ayudar a los necesitados simplemente porque los considera sus hermanos?.. a la Madre Teresa de Calcuta, ejemplos hay miles.

Pedimos ser valientes, acabar de una vez por todas con nuestra cobardía, es como si esperáramos una fórmula mágica que nos quite el miedo en tan solo un instante, pero pocas veces nos damos cuenta que en realidad la misma vida nos da la oportunidad de ser valientes.

Las cosas no se consiguen hechas, hay que trabajar por alcanzarlas.

El pasado fin de semana le dije a una amiga de España que el miedo puede ser un muro poderoso que nos separa de las cosas que más queremos y que están a nuestro alcance. Ese muro solo lo levantas tu misma y solo tú puedes derribarlo.

Si supiéramos de verdad cual es el poder que cada uno de nosotros encierra, nos daríamos cuenta el potencial que tenemos y que todo queda detenido mientas vencemos nuestros miedos.

9 comentarios:

  1. Hermosa reflexión, Vero sobre el “Miedo” a veces tan paralizante muy de esta apoca de fobias y de miedo al miedo.
    Silencio..De Gandhi, fue la más impactante forma de hacerse escuchar, toda una paradoja,
    Muy constructivo amiga
    Gracias por tu visita por mi blog
    Marisa

    ResponderEliminar
  2. Excelente Vero y muy cierto. En particular la metáfora del muro pooderoso ilustra muy bien el significado del miedo. A veces lo podemos confundir con una reacción fisiológica, ansiedad, lividez en el rostro. Sin embargo en oportunidades el miedo se esconde tras una aparente tranquilidad o inaccióm pporque el miedo nosparaliza si no lo vencemos. Ah, y recibe un gran abrazo hoy, en el día de tu cumpleaños.

    ResponderEliminar
  3. Mariஐღღ y Juan Manuel: tienen razón. Es impresionante de lo que somos capaces cuando vencemos los miedos, cuando derribamos los obstáculos, ver como crecemos cuando los superamos.

    Juan Manuel, gracias por tu abrazo, lo he sentido.
    Les mando una más fuerte a ambos.

    ResponderEliminar
  4. Querida Vero, yo siempre pensé que el miedo normal (no el paranoico) es una especie de anticuerpo que hace, a través de la desconfianza que nos proporciona, a ser prevenidos, a cuidarnos de los peligros que nos acechan, a visualizar posibles enemigos y, sobre todo, a no tropezar con la misma piedra por temor a caernos nuevamente. Eso siempre y cuando no sea patológico, como lo expresé al comienzo y no nos petrifique en el momento de actuar para salvarnos.... y además que no nos permita accionar libremente para combatir el fracaso y nos encadene. En ese caso hay que luchar contra él... a brazo partido.
    Muy buen razonamiento. Un beso amiga !

    ResponderEliminar
  5. Hola Mabel. EL miedo al que me refiero es al miedo cultural, al miedo que la sociedad te va inculcando.

    Desde otro punto de vista el miedo es bueno, pero como te digo, quise especificar el miedo que nos inculcan.

    Gracias Mabel por tu valioso aporte.

    EXITOS PARA TI

    ResponderEliminar
  6. Hola Vero Cohen:

    El vídeo de "Atrevete A Vencer El Miedo" me dejó así: PLOP! Es verdad muchas veces he visto algunas situaciones como "mostros" enormes y en todas las ocasiones me ha bastado un solo movimiento para superarlo.

    Gracias por publicar el tema.

    Irlanda

    ResponderEliminar
  7. Irlanda:
    El vídeo es una manera muy gráfica de mostrar lo que ocurre en cada uno. Casi que creamos nuestros miedos, les damos vida y hasta los alimentamos hasta el día en que nos decidimos vencerlos.

    Gracias a ti por la visita. Un abrazo y p1p1p1p1p1 :)

    ResponderEliminar
  8. El miedo es absolutamente paralizante.
    No es fácil vencerlo cuando está instalado dentro nuestro, pero con fuerza y voluntad todo es posible.
    El mundo es de quienes se atreven, quienes lo intentan una y otra vez a pesar del miedo al fracaso.
    Sólo los que avanzan contra viento y marea logran buenos resultados.

    Muy gráfico el video, me gustó muchisimo!!

    Gracias, Vero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Luna:
    El miedo tiene tanto poder como nosotros le concedemos. Nosotros le damos vida y permanencia, somos capaces de sentirlo profundamente pero más que eso somos capaces de vencerlo porque también puede provocar que saquemos lo mejor de cada uno.

    EXITOS PARA TI

    ResponderEliminar