miércoles, 25 de noviembre de 2009

La Verdadera Riqueza


En cierto día un padre de una familia muy acaudalada quiso llevar a su pequeño hijo a un viaje por el campo con el firme propósito de que su pequeño viera cuan pobre era la gente del campo y aprendiera a apreciar lo que él tenia en la casa. 

Estuvieron por espacio de un día y una noche completa en una granja de familia campesina muy humilde. Al concluir el viaje y de regreso a casa el padre le pregunta a su hijo:

- ¿Qué te pareció el viaje?

- Muy bonito papá!

- ¿Viste qué tan pobre puede ser la gente?

- ¡Sí! 

- Y, ¿qué aprendiste?

- Vi que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cuatro. Nosotros tenemos una piscina que llega de una pared a la mitad del jardín, ellos tienen un riachuelo que no tiene fin. Nosotros tenemos unas lámparas importadas en el patio, ellos tienen las estrellas. El patio llega hasta la pared de la casa del vecino, ellos tienen todo un horizonte de patio. Ellos tienen tiempo para conversar y estar en familia, tu y mi mamá tienen que trabajar todo el tiempo y casi nunca los veo. 

Al terminar el relato, el padre se quedó mudo.... y su hijo agregó:

-Gracias papá, por enseñarme lo ricos que podemos llegar a ser!!!


8 comentarios:

  1. Lo que le enseñó el niño al padre !!!! Grandioso...
    Vero, yo recuerdo cuando era chiquita, mis padres y mis abuelos sentados a la mesa, en la cocina (de una casa muy humilde) hablando de cuando eran chicos, de sus padres, de la familia en España y en Italia... historias de un tiempo pasado, consejos, risas y llantos.. Y lo recuerdo con tanto amor....
    Gracias amiga !

    ResponderEliminar
  2. vero tienes un correo donde te pueda escribir una historia personal gracias

    ResponderEliminar
  3. Dame el tuyo o escribela aquí mismo.

    ResponderEliminar
  4. exelente jejjeje, ta bueno, te felicito

    ResponderEliminar
  5. Hola Anónimo:
    Es cierto... al Padre le salió el tiro por la culata, fue el hijo quien le dio una gran lección a su padre.

    Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  6. Excelente historio. Les recomiendo ver el cortometraje mexicano "La Cumbre", trata sobre el mismo tema: la riqueza no está en lo que se tiene, sino en lo que se disfruta. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Los niños son mas sabios que los adultos ,con esa pureza en su corazón pueden asimilar las simples enseñanzas;son mucho más perceptivos.No siempre aprenden lo que algunos padres pretendemos,ellos con esa sencillez e inocencia,nos dan lecciones a diario y perciben más los valores que les inculcamos;cuando les damos el ejemplo que cuando les damos sermones incomprensibles ! me gusto esta historia.Muy linda e interesante!

    ResponderEliminar